Excursión a Luxemburgo

por Andrés Cornejo

El Gran Ducado de Luxemburgo.

Próxima a las fronteras belga, alemana y francesa, la ciudad de Luxemburgo es atravesada por el río Alzette.  Una fortaleza erigida por el conde Sigefredo, en la roca de Bock da origen a la ciudad en el año 963.
La vida en Luxemburgo se articula en torno a la ciudad alta y la ciudad baja.  El camino de la Cornisa va siguiendo el borde del acantilado, dominando el río tortuoso que determina el trazado de las calles vecinas.  Unos puentes y viaductos, que cruzan el valle, enlazan las diversas partes de la ciudad. Luxemburgo ha desempeñado un papel importante en la historia de Europa durante varios siglos.  Ha sabido preservar los vestigios de sus impresionantes fortificaciones y sus barrios antiguos en medio de un entorno natural excepcional.

El sábado 13 de julio pasado, visitamos esta hermosa ciudad.  El día nos acompañó por lo que pudimos disfrutar de una gran jornada, donde pudimos conocer una interesante capital europea y además, pudimos conocernos más entre nosotros. 

Así es, el viaje nos sirvió para estrechar lazos y compartir momentos que quedarán en nuestra memoria por siempre.

Tuvimos la oportunidad de realizar una oración comunitaria, preparada por el Padre Marcelo, en la Catedral de Notre Dame, principal Iglesia de Luxemburgo.  Luego, pudimos visitar y contemplar la belleza de la Plaza Clairefontaine y del monumento a la duquesa Charlotte, así como también de otras hermosas plazas, de la ciudad vieja y, por supuesto, de las impresionantes vistas que ofrece la ciudad.

Contamos con la ayuda de Juan Navarro, quien ofició como nuestro guía y nos sorprendió con su sapiencia sobre esta pequeña ciudad.  Le damos las gracias por su trabajo y el tiempo que pasó con nosotros.

Agradecemos la alegría y buen ánimo de todos los que participaron de la excursión.   Ahora, ¡ a preparar la siguiente ... !

Volver